Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

En IEnova estamos convencidos de que es indispensable respetar y proteger el medio ambiente. En consecuencia, operamos todos nuestros negocios de manera socialmente responsable, cumplimos cabalmente con la normativa ambiental y basamos nuestro trabajo en los ejes de acción ambiental que hemos definido como parte de nuestra estrategia de sustentabilidad:

NUESTRA GESTIÓN
AMBIENTAL

 

Operamos con base en diversos sistemas de gestión ambiental que establecen las directrices que debemos seguir durante el desarrollo, construcción y operación de nuestros activos. Estos sistemas siguen los lineamientos establecidos por el estándar ISO 14001:2004 que norma la gestión ambiental. Para ello, elaboramos formatos y procedimientos relacionados con la identificación y control de aspectos ambientales, residuos peligrosos y no peligrosos, cumplimiento legal, el cuidado de flora y fauna, entre otros.

Nos adherimos a las mejores prácticas de la industria y a todas las leyes, reglamentos y normas ambientales que nos aplican. Respetamos los términos y condicionantes establecidos por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y por la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) en nuestros permisos y autorizaciones ambientales.

Para fortalecer nuestra gestión, en 2016 diseñamos un Sistema de Información Ambiental para recolectar y procesar los datos sobre la generación de residuos, emisiones, aprovechamiento y descargas de agua y consumo energético de nuestros activos. Este nuevo sistema nos permitirá establecer las líneas base que requerimos para fijar las metas de eficiencia a futuro, homologar las metodologías de cálculo y captura de datos en todas nuestras subsidiarias, así como generar, verificar y actualizar la información periódicamente a lo largo del año. Con él también podremos cumplir de manera más expedita con los requisitos tanto corporativos como legales aplicables. El sistema se implementará gradualmente a partir de 2017.

En IEnova utilizamos tecnología avanzada para monitorear y registrar continuamente las emisiones que se producen en nuestras unidades operativas. En 2016, revisamos nuestra metodología para calcular las emisiones directas e indirectas con el objetivo de garantizar que en todas las subsidiarias se cumpliera con lo que establece la Ley General de Cambio Climático, su Reglamento en materia del Registro Nacional de Emisiones y los Acuerdos correspondientes. Lo anterior implicó revisar los factores de emisión utilizados previamente, así como calcular emisiones de CH4 y N2O de fuentes móviles y de otras emisiones.

Energía Costa Azul (ECA) y Termoeléctrica de Mexicali (TDM), que utilizan turbinas de gas natural para generar energía eléctrica, requieren de las mediciones más estrictas. Empleamos un sistema de control y monitoreo permanente de emisiones, un módulo reductor catalítico para disminuir la descarga de monóxido de carbono (CO) y un sistema catalítico selectivo (SCR) para el control de los óxidos de nitrógeno (NOx). Esto nos permite garantizar que las emisiones atmosféricas de estas plantas estén siempre por debajo de los niveles establecidos por la norma.

En Distribución y Transporte, por la naturaleza de sus procesos, no generamos emisiones atmosféricas significativas. ECOGAS genera primordialmente emisiones por los automóviles que utilizan para realizar su trabajo tanto los vendedores como el personal de operación y mantenimiento. Cabe mencionar que todos los automóviles se encuentran en un programa de verificación vehicular.

ECA y TDM cuentan con los programas de gestión de residuos más estrictos, pues son los sitios con mayor volumen de generación. Nuestro objetivo es utilizar los recursos gestionando los residuos de manera responsable, por lo que colaboramos con empresas autorizadas para disponer adecuadamente de los mismos. Para aquellos residuos cuya naturaleza fisicoquímica lo permite, colaboramos con proveedores que los reciclan o reutilizan, en lugar de enviarlos a disposición. Tanto en ECA como en TDM, estamos registrados como generador de residuos de manejo especial en Baja California.

Medimos y registramos nuestra gestión en estos rubros. En ambas empresas contamos con programas de mantenimiento preventivo y correctivo para minimizar riesgos y fallas en la operación, de manera que podamos garantizar la integridad y confiabilidad de nuestras operaciones.

Como resultado de la adecuada gestión de residuos, durante 2016 no tuvimos reportes de derrames accidentales. En el año enviamos a reciclaje 3 toneladas de residuos peligrosos y 36 toneladas de residuos no peligrosos.

En 2016, se definió una estrategia para reducir la cantidad de residuos, y las técnicas para lograrlo. Asimismo, se buscará reforzar la supervisión durante los mantenimientos preventivos y la adecuada ejecución de las técnicas de reducción.

Finalmente, en 2016 registramos por primera ocasión un año completo de residuos generados por nuestro parque eólico Energía Sierra Juárez, que comenzó a operar a mediados de 2015. Del total de residuos generados en este activo, el 59% se reutiliza como co-procesamiento para obtención de energía, 37% se destina a reciclaje (recuperación de aceites residuales) y el 4% se dispone en confinamiento.

En 2016 diseñamos
nuestra Estrategia

para la Conservación de
Recursos Naturales

AGUA

Por la naturaleza de los procesos, los esfuerzos que realizamos en IEnova para aprovechar, ahorrar y reciclar el agua utilizada , están enfocados primordialmente en ECA y TDM, las empresas que más agua consumen de entre todas nuestras unidades operativas.

En ECA sólo empleamos agua para el proceso de calentamiento que requiere el gas natural para realizar un cambio de fase, lo que signi ca que ésta no entra en contacto con ningún producto, por lo tanto, no se contamina. Además, 99% del agua que se emplea en esta empresa, que es la de mayor consumo de agua en IEnova, se extrae del mar y se regresa a la fuente original, siempre en estricto cumplimiento con las especi caciones de los permisos ambientales que aplican a nuestra operación. El restante 1% es agua residual a la que damos tratamiento en una planta que la procesa antes de que se descargue en el mar.

Para las descargas, un laboratorio acreditado analiza trimestralmente la calidad del agua marina en los alrededores de ECA. Con ello garantizamos que el agua producto de las descargas mantenga sus propiedades sicoquímicas y que cumplamos con las condiciones establecidas en el permiso de descarga y con los límites máximos permisibles de contaminantes establecidos en la normatividad.

Por su parte, en TDM se requiere agua desmineralizada para producir el vapor que se utiliza para mover la turbina de vapor y agua de servicios para los sistemas de enfriamiento. Toda el agua que se utiliza en TDM para los diferentes procesos es agua residual municipal que proviene de la Laguna de Oxidación Zaragoza, ubicada en Mexicali.

Esta agua residual es tratada para eliminar contaminantes orgánicos y sales minerales mediante diversos procesos. La planta de tratamiento de agua residual de TDM es capaz de tratar un volumen de 920m3/h. La mayor parte del agua tratada es utilizada en los sistemas de enfriamiento y el resto en la producción de vapor y usos propios. Toda el agua que se trata en TDM se utiliza varias veces antes de desecharla, mediante la purga en recuperadores de calor y torre de enfriamiento. Esta purga se descarga en un ramal del Río Nuevo, de acuerdo al permiso de descarga y en cumplimiento con la NOM-001-SEMARNAT-1996.

TDM utiliza tecnologías ambientales de vanguardia que cumplen o superan las normas aplicables en México y en el estado de California, lo que la convierte en una de las plantas alimentadas con gas natural más limpias de entre las que supervisa el Consejo Coordinador de Electricidad en la Región Occidental (Western Electricity Coordinating Council, WECC).

CONSERVACIÓN DE LA
BIODIVERSIDAD

En IEnova hemos desarrollado diversos programas orientados a la conservación de la biodiversidad. Con variaciones que dependen de la normatividad ambiental aplicable, de las características del proyecto y del ecosistema afectado, en estos programas se ha dado prioridad a los temas en los que cada unidad de negocio puede hacer una mayor contribución, y se dividen básicamente en dos:

Con los programas enfocados en la protección de la biodiversidad damos cumplimiento cabal a lo establecido en las autorizaciones emitidas en favor de IEnova. Como una buena práctica, hemos continuado con la implementación voluntaria de algunos programas con los que contribuimos a la conservación de los recursos naturales.

Por ello, en 2016 diseñamos nuestra Estrategia para la Conservación de Recursos Naturales. Ésta describe los principios generales para fomentar una cultura de conservación y manejo adecuado de los recursos naturales para que, en la ejecución de nuestras actividades, se realicen inversiones enfocadas que permitan maximizar los resultados esperados.

PROTECCIÓN Y RESCATE
DE LA FAUNA SILVESTRE

Antes de comenzar a desarrollar un proyecto, realizamos los estudios necesarios para medir los impactos potenciales de una obra sobre los ecosistemas durante las fases de construcción, operación y mantenimiento. Previo a la etapa de construcción, determinamos y proponemos a las autoridades qué medidas son necesarias para proteger el hábitat y las especies de fauna silvestre de la zona.

Hacemos esto para cumplir con el compromiso que tenemos de conservar el medio ambiente con base en nuestras prácticas, que a menudo son más estrictas que lo que nos marca la legislación ambiental.

De particular importancia es el Programa de Monitoreo de Mamíferos Marinos (PMMM) que operamos desde 2003, antes de comenzar a construir nuestra terminal de gas natural licuado, Energía Costa Azul, en colaboración con el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE), la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) y otros expertos especializados.

ECA se localiza cerca de la ruta migratoria de la ballena gris, una zona en la que también hay presencia importante de otras especies de mamíferos marinos. Continuamos operando el Programa de Monitoreo de Mamíferos Marinos, que

nos aporta los datos requeridos para proteger a las especies de la región, en particular a la ballena gris, estudiar sus patrones de migración y garantizar su libre paso.

Las actividades del PMMM comprenden mediciones periódicas de varios indicadores ambientales, con lo que con rmamos que no se ha afectado el comportamiento de los mamíferos marinos de la zona. En 2016, registramos la presencia de diez especies, con prevalencia de la ballena gris, el lobo marino y la ballena jorobada. Tenemos registros históricos de 15 especies de mamíferos, y los avistamientos varían año con año.

Además, en nuestras empresas de transporte de gas, contamos con programas de rescate y reubicación de fauna que consisten en identi car a las especies que viven a lo largo del derecho de vía de los ductos. Es por ello que establecemos programas para proteger y reubicar a la fauna encontrada a un lugar seguro. Ofrecemos capacitación al personal que lo requiere para dar a la fauna los cuidados necesarios.

Desde el 2003 operamos
el Programa de Monitoreo de

Mamíferos Marinos en Energía Costa Azul

RESTAURACIÓN Y
COMPENSACIÓN DE LA FLORA

Uno de los programas emblemáticos de IEnova para proteger y compensar la ora, son los viveros que instalamos cerca de nuestros sitios de obra durante el proceso de construcción y que hemos mantenido—en algunos casos durante más de 10 años— para, primero, proteger y producir en un ambiente controlado y, después, replantar en la franja afectada ejemplares de las distintas especies de plantas nativas de la región que encontramos al llegar a un sitio específico.

Gracias a la inversión considerable que realizamos en estas acciones y a la estrecha colaboración de nuestros proveedores, hemos acumulado una experiencia importante en el manejo de especies de ora nativa de las regiones.

Tenemos programas de rescate, restauración, compensación y conservación que incluyen, en mayor o menor medida dependiendo del programa, las siguientes actividades:

  • Instalación de viveros para producir en un ambiente controlado ejemplares de diferentes especies de plantas nativas a la región en la que se construyeron estas obras.
  • Rescate de especies endémicas y amenazadas Adquisición y germinación de semillas a través de recolectores certificados por la Comisión Nacional Forestal (Conafor).
  • Reforestación de las zonas afectadas, con especies endémicas. Instalación de sistemas de irrigación por goteo.
  • Seguimiento periódico de los resultados de restauración del hábitat.

El Programa de Rescate, Protección y Conservación de ECA constituye un ejemplo de nuestras buenas prácticas. Llevamos diez años operando este programa, a pesar de que nuestros permisos y autorizaciones ambientales nos obligaban a operarlo sólo por cinco años.

Actualmente continuamos con la producción de las plantas nativas en el vivero, en particular aquellas que requieren mayor atención en términos de mantenimiento, cuidado, propagación y producción, como la biznaga (ferocatus viridescens), que es considerada como una especie amenazada en la NOM-059-SEMARNAT-2010, y otras plantas endémicas como el agave costero (agave shawii) y los arbustos malosma laurina y euphorbia misera, entre otras.

Adicionalmente, realizamos labores de mantenimiento del hábitat,de propagación y paisajismo, entre las que se incluye principalmente el control de maleza. Al igual que hemos hecho en los últimos tres años, en 2016 el programa se enfocó principalmente en el mantenimiento de las plantas producidas en el vivero, que alcanzó la cifra de 49,049 plantas de 19 especies de matorral rosetó lo costero. Adicionalmente, el porcentaje de supervivencia de biznaga (F. viridescens) en el área de restauración fue de 88%, nivel superior al observado en 2015 y a la meta del programa, que se estimaba en 70%.

Es evidente que este programa ha generado resultados positivos, ya que los valores de diversidad de las especies son muy similares o incluso ligeramente mayores a la medición realizada al inicio del programa, con un mejor equilibrio en las especies presentes.

Otro de los programas que comenzamos a implementar previo al inicio de la construcción de ECA, tiene el propósito de rescatar, trasplantar, sembrar y monitorear organismos de alto valor comercial y ecológico, que realizamos en colaboración con pescadores de la localidad y cientí cos de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC). Con este programa hemos logrado que los organismos mantengan la misma secuencia de cambios en su estructura poblacional que hubieran tenido si no se hubiera construido ECA en esa localidad. Además, al incorporar nuevos juveniles, contribuimos a conservar estas especies y a compensar su mortalidad natural.

Cuando comenzó la construcción de esta planta, rescatamos más de 900,000 organismos marinos relevantes, incluidos erizos de distintas especies, pepinos y caracoles de mar. Desde entonces, dos veces al año realizamos un monitoreo de los organismos protegidos, y hemos encontrado que la tasa de supervivencia de las poblaciones trasplantadas, en particular las de erizo rojo (S. franciscanus) y las de erizo morado (S. purpuratus), alcanza niveles superiores a 99%. La capacitación sobre cosecha sustentable que dimos a los pescadores locales contribuye de forma relevante al éxito del programa.

PLAN DE RESCATE, PROTECCIÓN
Y CONSERVACIÓN DE FLORA Y FAUNA

Como ya se mencionó, aplicamos programas para proteger y conservar el medio ambiente y las especies de flora y fauna que encontramos en los sitios en donde construimos. Antes de comenzar las obras, realizamos diversas actividades entre las que se cuentan las siguientes:

  • Capturar la fauna que se encuentra en la zona, para reubicar a los ejemplares en lugares cercanos en donde puedan vivir como en su hábitat original, pero en condiciones seguras.
  • Identificar y rescatar a las especies de flora para recolectarlas y resguardarlas en un vivero que construimos dentro de la franja de afectación.
  • Reincorporar a los ejemplares de fauna y flora a su sitio de origen, al finalizar las obras.
  • Realizar un proceso de revegetación de refuerzo que consiste en sembrar semillas de las especies de flora de la zona a lo largo de toda la franja de afectación.
  • Realizar tareas de mantenimiento, que incluye riego, la aplicación de fertilizantes y monitoreo del área para determinar el porcentaje de supervivencia.

En el Gasoducto Sonora, se ha logrado incorporar al derecho de vía del proyecto un total de 78,464 ejemplares de flora, de los que 25,260 corresponden a los primeros 220 kms del Tramo Sásabe-Puerto Libertad, y los otros 53,204 a los 331 kms del Tramo Guaymas-El Oro; en ambos casos el porcentaje de supervivencia se encuentra en un nivel de 91%. Adicionalmente, tenemos en resguardo en los dos viveros que son parte del proyecto 19,138 ejemplares correspondientes a los 294 kms del Tramo Puerto Libertad Guaymas, con un porcentaje de supervivencia del 98%.

Además, en la superficie del derecho de vía del ducto se realizó el rescate y reubicación de 83 ejemplares de 27 especies de fauna silvestre. Para la captura se emplearon técnicas específicas a cada grupo faunístico, con lo que se logró que todos los individuos fueran liberados el mismo día de su captura en zonas forestales similares a las áreas de su rescate.

En el Gasoducto San Isidro-Samalayuca, pusimos en marcha el programa de rescate y reubicación de flora durante la fase de preparación del sitio, desmonte y despalme en terrenos forestales. En este proceso identificamos a los individuos susceptibles de ser rescatados con base en lo que establece la NOM-059-SEMARNAT-2010 y otras especies de relevancia ecológica. Así, en la superficie del derecho de vía recatamos a 849 individuos de 5 especies de flora, y en la zona donde se localizará la estación de medición, regulación y control Samalayuca, que se ubica en una parcela agrícola, se rescató y reubicó un ejemplar de yucca elata. Los individuos rescatados se reubicaron en terrenos forestales adyacentes, que tienen las mismas condiciones naturales de las áreas de las que fueron extraídos.

En cuanto a la fauna, sobre el derecho de vía del ducto rescatamos y reubicamos 68 ejemplares de 23 especies de fauna silvestre, y en la Estación Samalayuca a 134 ejemplares de 15 especies. Todos los individuos fueron liberados el mismo día de su captura en zonas forestales similares a las áreas donde fueron rescatados.

Por su parte, en el Gasoducto Ojinaga-El Encino, rescatamos más de 16,000 individuos de flora de 37 especies, con un porcentaje de supervivencia al cierre del año de 97%. Las plantas rescatadas se reubicaron en dos Áreas de Confinamiento de Flora Silvestre (ACTFS) a las que se les da mantenimiento periódico y donde permanecerán hasta que sean reubicadas en las áreas de restauración, que se definirán una vez que se termine la construcción.

Como parte del programa de rescate y reubicación de fauna, y como resultado de los estudios realizados, se contabilizaron 1,124 individuos entre avistamientos, ahuyentamientos y captura y reubicación de fauna. En la superficie del derecho de vía realizamos el rescate y reubicación de 202 ejemplares de 51 especies de fauna silvestre. Todos los individuos fueron liberados en zonas forestalessimilares a las áreas de su rescate.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.